Granjas de producción de grasa animal, un arte al borde del olvido

Para empezar, la grasa animal son todas aquellas sustancias grasas que se extraen como dice su nombre, de los animales, siempre y cuando estos cumplan con las normas sanitarias exigidas, y por lo general se obtiene del ganado; vacas, pollos, o cerdos.

De los animales son muchos los alimentos que se pueden explotar, pero hoy te venimos a hablar de dos en especial, los aceites y las grasas, que aunque tienen una función parecida, no son lo mismo, de aceite hablamos como un líquido, y cuando hablamos de grasa nos referimos a una sustancia sólida, a pesar de que ambas son de origen animal o vegetal.

Si deseas conocer mas sobre este tema te recomendamos Grasa animal

La grasa animal, al igual que el aceite, comprende muchos factores beneficiosos para el día a día del ser humano, y su utilidad en la vida cotidiana hace que su campo de uso sea muy extenso y que sea un producto necesario en muchos ámbitos hoy en día

Una de las principales funciones de la grasa animal es que con ella se pueden crear jabones, lubricantes y ácidos grasos, también se puede extraer lo que se conoce como sebo y la producción de margarina y las grasas compuestas y para cocinar. Además de la extensa gama de alimentos que tienen entre sus ingredientes este importante elemento.

La grasa ya deja de ser considerada un desperdicio a nivel industrial

Bueno, la verdad es que durante mucho tiempo las grasas de los animales han sido consideradas nefastas para la salud, porque aunque le dan un toque delicioso a nuestras comidas, son la principal causa de los enfermedades cardiovasculares y por supuesto al consumir alimentos con niveles elevados de grasa, aumenta el colesterol y este se encarga de tapar las arterias y provocar infartos.

Sin embargo, desde hace un tiempo para acá, las industrias han sabido darle un enfoque distinto al uso de estás grasas, para que tanto las industrias como el consumidor, puedan sacarle provecho a la grasa animal y así mismo obtener efectos positivos.

Verás, a través de estudios, expertos en nutrición y en el procesado de los alimentos han concluido que la grasa de los animales no es necesariamente mala, de seguro has escuchado la expresión colesterol bueno y colesterol malo, bueno, a esto es a lo que se refieren.

Claramente el colesterol malo es aquel que es nocivo para la salud y el causante de todos los problemas con la obstrucción de las arterias que ya conocemos, pero es importante que sepas que no es la grasa la culpable de estás enfermedades cardíacas, sino los niveles de azúcar contenidos en este colesterol.

Por otro lado, tenemos las grasas saturadas, que obviamente son grasas animales pero que fueron depurada de este colesterol malo, y son las que podemos hallar hoy en día en todos los alimentos procesados que se encuentran en los anaqueles de los supermercados; es decir, las carnes, algunos aceites vegetales como el de coco o el de palma, o en productos como la mantequilla y la mayonesa.

En retrospectiva, las grasas saturadas no te van a hacer daño, puede que te hagan subir de peso si exageras al comerlas, como casi cualquier alimento, pero su consumo no va a causarte ningún problema de salud. De hecho, se ha comprobado que hasta puede generarte uno que otro beneficio que seguro no conocías.

Uno de los beneficios principales es el notable aumento en los niveles de testosterona, la vital hormona que nos ayuda a hacer crecer nuestros músculos, eliminar grasa y aumentar nuestro deseo sexual.

En el caso de la medicina, también puede otorgar diversas ventajas al consumidor, pues los componentes de las grasas saturadas contienen propiedades antibacterianas y desinflamatorias. Además de que son alimentos ricos en vitamina A y D. Y a su vez colaboran con la sustitución del colesterol malo y la reducción de los triglicéridos en el hígado y en la sangre.

Granjas de producción de grasa animal, un arte al borde del olvido

Beneficios para las granjas de bajos recursos

De la misma manera que los aceites, las grasas animales antes de introducirse al mercado, pasan un por un proceso de cosecha y extracción en el mundo agrícola, pues son las granjas locales las encargadas de comerciar y distribuir a la grandes industrias el producto bruto una vez haya sido producido dentro de sus tierras.

Tenemos una lectura ideal esperando por ti en El mundo agrícola, la mejor propuesta para el suministro de aceite de origen natural

Obviamente, los trabajadores de dichas tierras se han ido instruyendo y adoctrinando en el tema, y han comenzado a procesar de mejor manera las grasas antes de ponerlas a la venta, de esta forma ofrecen a las compañías mercancía rica en grasas saturadas y con bajos niveles de colesterol, por lo tanto, se ve un importante incremento en la demanda, y al mismo tiempo suben los precios de proveedor, ofreciendo un producto más sano, con fines lucrativos.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas publicaciones

Suscríbete!

Te enviamos a tu email todas las nuevas publicaciones que hagamos.